Encontrar el espacio de trabajo indicado para vos es un proceso difícil.

Si ya te decidiste por nuestro espacio de coworking, ¡felicidades! Estás un paso más cerca de alcanzar ese ámbito laboral ideal. Pero aún te queda un largo camino por recorrer: ¿tu próxima meta? Elegir el puesto de trabajo que más se amolde a tus expectativas y necesidades.

En •ian Co. nos enorgullecemos de brindar distintas alternativas para cada situación en particular. ¿Cuánto espacio necesitás? ¿Cuánto pensabas gastar? ¿Vas a requerir sala de reuniones? ¿Con cuánta frecuencia? Estas son algunas de las preguntas que te tenés que hacer antes de optar por una de las membresías especiales con tenemos para ofrecerte.

Puestos Flexibles:

Los puestos flexibles son una alternativa moderna a la organización convencional de oficinas. En lugar de brindar un espacio personal para que cada miembro de nuestra comunidad, contamos con un espacio compartido con escritorios en el que cada uno se va instalando según orden de llegada. ¿En resumen? Llegás al trabajo y elegís cualquier asiento vacío para trabajar en el día.

  • Beneficios:
      • Costos. Si observás nuestras tarifas te vas a dar cuenta que los puestos flexibles son siempre un poco más económicos que los puestos fijos. Si lo que buscás es abaratar gastos, los puestos flexibles son la alternativa ideal que aún así te van a permitir disfrutar de todos los beneficios de nuestro espacio.
      • Dinamismo. A veces lo que uno necesita para fomentar la creatividad no es más que variedad en el entorno. Los puestos flexibles son ideales para este fin, ¡nunca sabés junto a quién vas a poder trabajar!
      • Colaboración. La propia naturaleza de los puestos flexibles es que cada día tenés un nuevo asiento junto a vecinos nuevos. ¿Qué mejor forma de fomentar la creatividad que relacionarte con colegas de tu misma u otras disciplinas? ¡Nunca fue tan fácil hacer networking!
      • Organización. Si no tenés un puesto fijo de trabajo, es imposible que reine el desorden. ¡Se terminaron los días de dejar infinidad de papelitos y post-its desparramados por todo tu escritorio!
  • ¿Qué tarifas corresponden a este puesto de trabajo?
    • Residente.
    • Nómade.

Puestos fijos:

Si los puestos flexibles no son para vos, siempre se puede volver a lo conocido y optar por los métodos convencionales de trabajo en oficinas. Un puesto fijo implica un espacio al qué podés hacer propio incorporando todo lo que necesites, incluyendo equipamiento tecnológico, útiles de oficina, y—¿por qué no?—incluso ese toque personal que te aportan algunas fotos y pósters inspiracionales.

  • Beneficios:
      • Estabilidad. Para muchos, tener que reubicarse día a día puede ser una experiencia estresante. ¿Por qué obligarte a conformarte con un puesto flexible cuando podés asegurarte un puesto fijo al que retornar siempre? Se le suma también que siempre vas a saber con quién te toca sentarte, ¡no más sorpresas!
      • Equipamento. Muchos de nuestros miembros necesitan herramientas específicas para desenvolverse en su área de trabajo tales como desktops, impresoras y otro tipo de hardware. No siempre se puede cargar con todo lo que se necesite en tu mochila, mucho menos si te espera un largo viaje en colectivo.
      • Vínculos. ¿Qué mejor manera de socializar que verte todos los días con tu vecino? Trabajar junto al mismo equipo fomenta una relación más estrecha con tus compañeros y una dinámica de trabajo más amena.
      • Flexibilidad horaria. ¡Ya no hace falta levantarte temprano para llegar primero al escritorio que más te gusta!
  • ¿Qué tarifas corresponden a este puesto de trabajo?
    • Fixed Desk. Tu propio escritorio en una oficina compartida.
    • Oficinas privadas.

0 comentario(s)